Editorial

18/Marzo/2017

En Veracruz, los legisladores determinaron no autorizar al gobernador Miguel Ángel Yunes Linares la renegociación de la deuda que tiene el estado, pues exigen una explicación de los componentes del posible nuevo compromiso.

Esta postura hizo surgir una alianza inesperada entre priístas y morenistas, lo que ha causado que los ciudadanos veracruzanos demanden den a conocer públicamente todos y cada uno de los términos a pactar.

Lo más probable es que se llegue al otorgamiento de la autorización correspondiente, pero la forma en la cual será votada elimina muchas dudas, genera certidumbre y es entonces cuando se tiene, en verdad, confianza y respaldo popular.

Las aprobaciones unánimes no tienen los mismos resultados y generan más dimes y diretes de los necesarios y en ellos van creciendo como espuma los calificativos aplicados a los señores diputados.

De seguir por el mismo camino en el cual van abonando a los restos de desprestigio de los antecesores, nadie se sorprenda de volver a contemplar las mismas críticas, las notas escandalosas, las presunciones y señalamientos de corrupción.

Ojalá estemos cerca del momento en el cual se ofrecerán resultados concretos y de esa manera se genere la información sobre las acciones del gobierno actual, quedando atrás todo aquello sin sustento, quedando en el presente la certeza del adiós a la impunidad, de una aplicación de la justicia apegada a la ley y al derecho.

Si a la presentación de acciones responsables sumáramos trabajo ciudadano en los partidos políticos, alejados ya de la compra de sufragios, del manejo burdo de la pobreza, del derroche de recursos necesarios para cubrir necesidades en renglones como la salud y la educación, hasta podríamos pensar que nos encontramos cerca de generar la tan publicitada, cara y no vista democracia.

Nota: Los comentarios publicados en este medio fueron enviados por usuarios y no corresponden a la opinión de este medio digital. Los invitamos a aprovechar este espacio con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido. Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados.

Minuto a Minuto